Vino Tokaj, la joya vinícola de Hungría

La región vinícola de Tokaj, situada al norte de Hungría,  abarca más de 5000 hectáreas. Su historia se remonta desde la segunda mitad del siglo XVI y la calidad del vino Tokaj ha sido reconocida por reyes, papas e incluso poetas y espías, lo que convierte a este gran vino en una auténtica joya del país húngaro.

Con una amplia cantidad de vides diferentes, la región Tokaj produce sus mejores vinos basándose en cuatro variedades de uva como son furmint, zéta, hárslevelü y sárgamuskotály.

En Guarda el Corcho os ofrecemos una selección de los mejores vinos Tokaj que tenemos disponibles para nuestros clientes.

Entre nuestra selección, hablamos del Oremus Tokaji Aszú 3 Puttonyos 2011 proveniente de Hungría, lleno de dulzura y frescura en perfecto equilibrio, describen a uno de los reyes de los vinos dulces del mundo. De intenso color dorado cobrizo. De gran complejidad, presenta una nariz intensa y expresiva, con aromas de fruta desecada (orejones), de hueso (melocotón y albaricoque), notas melosas y fondo cítrico (corteza de limón).

En boca resulta amplio, envolvente, con un excelente equilibrio, con carácter y gran longitud. En su final se aprecia una marcada y agradable sensación cítrica que aporta frescura.

También hablamos de Tokaj Oremus Aszu 5 Puttonyos 2008, un vino dulce de la DO Tokaj que contiene tokay, orémus, muscat blanc à petits grains, muscat, moscatel, hárslevelu y furmint de 2008 y tiene un volumen de alcohol de 13º. Oremus Tokaji Aszú 5 Puttonyos 2008 tiene un color ámbar de media intensidad.

Limpio, pronunciado, miel, setas, notas florales, albaricoque seco, mermelada, vainilla, especias dulces, heno, caramelo, nuez. Destacan la gran limpieza y, sobre todo, el excelente equilibrio entre dulzor y acidez.

Tokaj Oremus ha elaborado también este Tokaj Oremus Aszu 5 Puttonyos 2010, vino dulce de Tokaj cuya selección contiene furmint de la añada 2010 y cuyo volumen de alcohol es de 12º. La botrytis crea un gran potencial aromático en el vino, desarrollando fragancias a miel, frutas exóticas lima, acacia, albaricoque y membrillo.

También se aprecian notas cítricas, de azahar y especias. Rotundo, excitante, con aromas a madurez y elegancia. Es un vino desbordante, sorprendente y difícilmente equiparable. Rico e intenso.

 

Y ahora, ¿te apetece un vino de Hungría?

¡VISITA NUESTRA TIENDA!

También te puede interesar