Vino Pauillac, la exquisitez de Burdeos

En Guarda el Corcho sabemos que el consumidor de vino busca la calidad y la exquisitez que diferencia a unos vinos de otros. Por eso, hablaremos sobre los vinos Pauillac, procedentes de la región de Burdeos, donde el vino se acerca a la máxima excelencia.

Sus grandes vinos, Château Lafite, Château  Latour y Château Mouton Rotschild hacen que la región francesa de Pauillac sea una gran referente en el mundo vinícola por su exquisita combinación de fruta fresca, roble, ligera sequedad con sustancia y tenue dulzura.

La región francesa de Pauillac cuenta solamente 12 kilómetros cuadrados de viñedo útil y con menos de 1.500 habitantes. Sus grandes bodegas, consideradas de las más prestigiosas del mundo, convierten a Pauillac en una gran referencia en el mundo del vino.

Entres sus grandes vinos, destaca Château Lafite Rothschild, madurado durante un período comprendido entre 18 a 20 meses en barricas de roble. Este es un vino de gran elegancia y delicadeza que cautiva con un color rojo oscuro con reflejos violetas, un aroma a fresa y tabaco producto de la integración con la madera, y un sabor armonioso, denso y cálido que atrae al paladar.

Aromas magníficos de grosella, moras, regaliz, lápiz de grafito, hierbas secas y menta. Con cuerpo, con taninos muy sedosos y un final largo y acariciando. Muy rico e intenso y concentrado. Largo y reverberante. 

En cuanto al vino Pauillac Château Latour, se trata de un vino que necesita un envejecimiento largo mucho antes de su consumo. Su potencial de envejecimiento es extraordinario.

Rojo rubí de elevada intensidad, con una buena capa. Encantadores aromas de menta, grafito, incienso y sutiles toques florales, de gran expresividad. En boca es denso y penetrante, con sabores de mucha potencia de frutos negros, mentolados y minerales.

Por supuesto el gran Château Mouton Rothschild es un vino tinto coupage principalmente elaborado con Cabernet Sauvignon y con proporciones variables de Merlot y Cabernet Franc y a veces con un pequeñísimo toque de Petit Verdot.

Château Mouton Rothschild 2015 tiene una entrada increíblemente impactante con profundas notas de conservas de moras, pudin de ciruelas, crema de cassis y carnes a la parrilla. Se aprecian también toques de canela y pinceladas de rosas secas, puros y tierra cultivada.

En boca tiene de cuerpo medio a lleno, repleto de frutas maduras y una estructura increíble de taninos muy maduros y firmes, una frescura perfecta y un final enormemente largo.

¿Quieres ver más vinos? Visita nuestra tienda online y no olvides comprar Pauillac, la exquisitez de Burdeos a tu alcance. 

¡VISITA NUESTRA TIENDA!

También te puede interesar