Lo que desconoces del vino blanco

En este post se va a hacer referencia a peculiaridades del vino blanco. Tradiciones que no son verídicos y curiosidades sobre ello.

El vino blanco no siempre es blanco, es decir, no siempre está elaborado con uvas blancas. Hay variedades de vinos blancos hechos a partir de uvas tintas, y es una práctica bastante habitual. Estas creaciones se llaman “Blanc de Noirs”. El color tinto desaparece ya que en la elaboración se quita rápidamente de la piel de la uva. De ahí, se produce el mosto, que es incoloro. Entonces, hay vinos blancos que han contado con uvas tintas en su elaboración.

Actualmente hay mucha gente que cree que el vino blanco es perfecto para acompañarlo con el pescado. Sin embargo, esto no es del todo cierto. El vino se puede combinar con gran variedad de carnes, pescados, pastas y arroces. Además, en múltiples ocasiones, es también el compañero ideal de postres, quesos y aperitivos. Dependiendo de tus gustos, hay multitud de vinos que pueden encajar y disfrutar a la hora de comer. 

El vino blanco tiene tantas propiedades beneficiosas para la salud como el vino tinto. Numerosos estudios dicen que aportan beneficios para el corazón, previene contra enfermedades pulmonares y es un potente acción antioxidante, entre muchos otros beneficios. 

El vino blanco tiene menos calorías que el vino tinto. El aporte calórico del vino suele ser mucho menor que las bebidas carbonatadas o los refrescos. Sin embargo, el tinto contiene un porcentaje mayor componentes biológicamente activos que pueden llegar a producir los síntomas de resaca mientras que el vino blanco no causa tantos destrozos en el cuerpo.

Un vino blanco también puede tener un tiempo de reposo y someterse a diversos procesos en bodega que le aporten diferentes matices. Es decir, los vinos blancos envejecen bien.

Si quieres conocer vinos blancos, visita nuestra tienda o llámanos si tienes dudas ¡Te atenderemos encantados!

 

También te puede interesar
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp